suscribe: Posts | Comentarios | Email

El matrimonio, según la Biblia (5)

0 comentarios

Llevamos ya un par de semanas desde el inicio del nuevo curso escolar; con todo el ajetreo, nervios y cambios que eso conlleva. Pero, poco a poco, vamos cogiendo de nuevo el ritmo. Y al repasar en los últimos días la actividad del blog, me percato de que el ritmo de entradas se ha reducido notablemente. A pesar de ello, seguimos teniendo un buen número de visitas a diario; lo que nos lleva a pensar que de alguna manera kerigma.net está contribuyendo (aunque sea de forma muy modesta) al diálogo en el que cientos –incluso miles- de personas participan a diario con la intención de poco a poco, blog a blog, ir erosionando y, finalmente, conseguir ir borrando esa línea imaginaria que durante tanto tiempo ha pretendido dividir los espacios, el tiempo y la vida entre lo sagrado y lo profano. (more…)

Share

El matrimonio, según la Biblia (4)

0 comentarios

Nos quedamos en la declaración en la que Pablo describe el matrimonio como un misterio. ¿Qué significa eso exactamente? Creo que la expresión “misterio” significa que Dios creó la institución del matrimonio como realidad que encierra o contiene en sí misma un significado mucho mayor que lo que se puede percibir a simple vista. (more…)

Share

A vueltas con la autoestima

0 comentarios

En el segundo capítulo de su libro Tal como el Jazz, Donald Miller aborda un tema esencial que como cristianos no podemos ni obviar ni evitar cuando lo que pretendemos es compartir los elementos básicos del evangelio. Se trata del problema de nuestra condición humana, de la realidad del pecado que nos afecta profundamente y del que necesitamos ser rescatados.

Hablando, concretamente, del narcisismo y el vivir completamente absortos en nosotros mismos como consecuencia del pecado, Miller cita el siguiente poema de C.S. Lewis, titulado As the Ruin Falls en el que, a modo de confesión personal “arremete contra su propia depravación con una mezcla de valentía y estremecimiento”: (more…)

Share

Unidad… ¿a qué precio?

0 comentarios

En medio de tanta división e incluso confrontación violenta por motivos religiosos como podemos ver, prácticamente, en cada rincón del planeta, hay quienes cuando leen textos como Efesios 4, no pueden evitar juzgar de intolerante y peligrosa cualquier creencia que pretenda estar en posesión de la verdad por encima del resto. (more…)

Share

Lo que necesitas es…

0 comentarios

“Al brillar un relámpago nacemos,  y aún dura su fulgor cuando morimos; ¡tan corto es el vivir! La gloria y el Amor tras que corremos  sombras de un sueño son que perseguimos; ¡despertar  es morir!”

De esta manera, en rima, Gustavo Adolfo Bécquer expresaba la verdad que caracteriza nuestra existencia humana. Nadie pasa por esta vida sin amar o ser amado. El amor es la sombra de un sueño que perseguimos; dar o recibir amor es fundamental para vivir. Sin amor, que es sueño y es ilusión, morimos, aunque en apariencia estemos viviendo. (more…)

Share

¿Existe la bondad sin Dios?

2 comentarios

Schindler

Mark Driscoll, pastor de la iglesia Mars Hill en Seattle, ha escrito un artículo en el Washington Post’s On Faith en respuesta a la siguiente pregunta: ¿Existe la bondad sin Dios? ¿Puede alguien ser bueno sin creer en Dios? (more…)

Share

Morando bajo el abrigo del altísimo

0 comentarios

323828-FB~Shade-Tree-on-Grassy-Hill-Posters

Introducción: Dios mío, sólo tres cosas pido

J.D. Greear nos comparte tres cosas que cada mañana le pide a Dios para empezar el día, concentrando su atención en el evangelio. Sin llegar a hacer de ello una fórmula, un ritual mecánico o un mantra, creo que la oración de Greear es un buen modelo a seguir en nuestras oraciones, de acuerdo al deseo que debería caracterizarnos al querer vivir vidas centradas en el evangelio. En primer lugar, escribe Greear, me he dado cuenta que es más fácil tener una teología evangélica que vivir una vida centrada en el evangelio. Al abrazar estos principios cada mañana aplico el evangelio a mi corazón, ello me ayuda a someter todos mis ídolos, contrarrestar mi natural inclinación a justificarme por obras y me estimula a crecer en la gracia de Dios. Veámos, pués, en el resto de esta entrada en qué consiste esta oración matutina que Greear nos propone como reflexión. (more…)

Share

G. K. Chesterton

0 comentarios

Chesterton

Cuentan de G. K. Chesterton que cuando el diario The Times lo invitó, junto con otros autores eminentes, a escribir ciertos ensayos en respuesta a la pregunta “¿Qué es lo que falla en el mundo?” su contribución tomó forma de carta:

Dear Sirs,
I am.
Sincerely yours,
G. K. Chesterton

Que en castellano vendría a ser más o menos:

Apreciados Señores,
Yo.
Les Saluda atentamente,
G.K. Chesterton

El “príncipe de las paradojas” fue capaz de sintetizar de esta forma tan particular lo que, en el fondo, es la respuesta bíblica.

¿Qué falla en el mundo? ¿Dónde está el problema? Son preguntas a las que toda forma de pensamiento debe dar respuesta. Todos tenemos la sensación de que ha habido alguna clase de “fractura”, y seguro que nos hemos preguntado alguna vez porqué las cosas en nuestro mundo no son como deberían ser.
Como dijo Jesús, buscar fuera de nosotros mismos no nos dará la respuesta, sino que es de nuestro corazón que proviene toda clase de injusticias (Mateo 15:19)

Sólo el Evangelio va a la raíz del problema y produce un cambio en nuestro interior que tiene consecuencias en el exterior. Los problemas siempre suelen ser culpa de otros, nuestro dedo enseguida señala hacia los demás. Pero el Evangelio nos hace realizar un duro, pero en el fondo realista, ejercicio de autocrítica. Es verdad, somos más pecadores de lo que creíamos… pero cuando aceptamos esa verdad Jesús nos sale al encuentro para decirnos que también somos más amados por Dios de lo que creíamos.

Más sobre Chesterton:

http://www.elpais.com/articulo/cultura

http://www.elpais.com/articulo/narrativa

Share