suscribe: Posts | Comentarios | Email

Los peligros del ministerio 2

1 comentario

Continuamos con la segunda parte del artículo que empezamos a ver antes de ayer. Se trata de tener presente los peligros que el ministerio cristiano conlleva, no tanto porque necesaria e inevitablemente vayamos a caer en ellos; sino más bien porque ser consciente de ellos nos puede ayudar a evitarlos y/o saber como luchar contra ellos. En primer lugar, estuvimos viendo que es vital vigilar nuestro propio corazón, cuidar nuestra vida de oración, alimentar a diario nuestra comunión con Dios. Hoy veremos lo que no debemos hacer, pues ahí es donde precisamente yace el peligro que acecha a toda persona que de una manera u otra se dedica al ministerio.

(more…)

Share

Los peligros del ministerio 1

0 comentarios

En los últimos 12 meses, mi vida ha dado un vuelco. Son contadas las ocasiones en las que a lo largo de la vida utilizamos esta expresión para referirnos a una etapa clave de nuestra historia particular. Al casarnos, cuando nace el primer hijo, al sufrir la muerte de un ser querido, al divorciarnos, al padecer una enfermedad terminal… Algunos de estos vuelcos o cambios, son totalmente inesperados, otros, los vemos venir… incluso los planificamos. Pero, casi siempre el resultado acaba siendo distinto de lo esperado. (more…)

Share

Dios me ha hablado

0 comentarios

Ya está, ya hemos cruzado el umbral de un nuevo año; el año en el que según algunos augurios llegaremos al fin de muchas cosas: al fin del mundo, al fin de la civilización occidental, al fin de la democracia en el mundo, al fin del estado de bienestar, al fin de una era, y un sin fin más de otras predicciones a cada cual más apocalíptica.

Sólo hace falta echarle un vistazo a la prensa y, a pesar de toda la euforia desatada hace poco más de una semana para celebrar la llegada de un nuevo año, ya estamos de nuevo sumidos en el pesimismo con el dejamos atrás un triste 2011… y cada año se repite  la misma historia. Cruzamos esperanzados el umbral de un nuevo año y a las pocas horas, apenas unos días después, constatamos que seguimos “atrapados” en la misma realidad que pensábamos haber dejado atrás. (more…)

Share

Cada día un nuevo día

0 comentarios

Seguramente, ésta es la última entrada que subo antes de que acabe el año. Durante el último trimestre el ritmo de posts ha bajado considerablemente y, aunque el número total de visitas se ha incrementado a más del doble con respecto al año pasado, lo más probable es que de cara al año nuevo introduzcamos algún que otro cambio en nuestro funcionamiento.

En estas fechas, normalmente solemos hacer recuento de lo que ha sido el año que dejamos atrás y encaramos los próximos 365 días con un montón de proyectos, planes e ideas que esperamos poder llevar a cabo de forma exitosa al finalizar el año.

En algún momento u otro de nuestras vidas, la mayoría de personas nos proponemos empezar a vivir de una determinada manera, nos comprometemos con la idea de llevar a cabo una serie de cambios en nuestra vida o simplemente emprender una serie de proyectos o actividades que, por alguna razón, creemos que pueden ser interesantes. Posiblemente, el final o el inicio de un año sea el mejor momento para tomar este tipo de resoluciones. Pero también es un buen momento para hacer recuento. (more…)

Share

Disciplinas espirituales

1 comentario

Hoy es uno de los días más esperados del año: ¡nos vamos de vacaciones! Las maletas ya están listas, el piso recogido, los niños que ya no saben qué hacer, y todos con unas ganas tremendas de ponernos ya en marcha… rumbo a las vacaciones.

La idea es desconectar de todo y concentrar todo el tiempo y las energías a descansar, reponer fuerzas y disfrutar al máximo este tiempo de familia. La tentación es desconectar de todo… incluso de lo que no podemos ni deberíamos desconectar: nuestra devoción a Dios. (more…)

Share

Lee la Biblia y ora cada día

0 comentarios

Sólo ha pasado una semana desde que mis hijos empezaron, oficialmente, sus vacaciones… ¡y se ha notado! Mi mujer y yo también estamos deseando que lleguen nuestras dos semanas oficiales de vacaciones en familia para este año. Sin duda, éste ha sido un año especial para mí en lo que al tema tiempo, familia y trabajo se refiere (tengo un articulo a medio terminar que algún día de estos acabaré).

Mientras tanto, sirva esta entrada de hoy como un adelanto sobre algo en lo que llevo trabajando a lo largo de este año y que seguramente este verano no vamos a dejar aparcado, aunque estemos deseando un parón y, oficialmente, desconectarnos de todo. Pero es que hay cosas de las que uno, por más que quiera, no puede ni debe desconectarse. (more…)

Share

El fariseo y yo

1 comentario

fariseo y publicano

“El fariseo, de pie, oraba consigo a sí mismo: “Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano. Ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano” (Lucas 18:11-12)

¿Cuál era el problema del fariseo? Tal vez que veía demasiadas cosas buenas en sí. Realmente era incapaz de ver nada malo en él, porque lo cierto es que hacia todas esas cosas buenas de las que hablaba y, de hecho, le daba la gloria a Dios por ello: “Dios, te doy gracias…”

Así pues, ¿cuál era el problema del fariseo? Simplemente, que realmente creía que no era “como los otros hombres.”

¿Qué diremos a esto? ¿Gracias a Dios que no somos como el fariseo?

___________________

* Traducido y adaptado de  Ray Ortlund en theresurgence.com

Share

2. Sé un hombre de oración

0 comentarios

decálogo 2

Continuamos con el decálogo del predicador, según Sinclair Ferguson. (more…)

Share

« Entradas Anteriores